Blog

Algunos de mis escritos

EL 8/43 AL MANDO DEL SOL

El libro de poemas de Beatriz Vignoli, Luz Azul (Bajo la Luna, 2017) se divide en dos partes. La primera lleva el título de tapa: Luz Azul; la segunda, Carne extraña. A la primera pertenece el poema Dos flores azules, donde la voz propia detalla el mármol, los números y las flores que caracterizan un nombre desaparecido. Frente a una tumba, en la lectura de la inscripción en una lápida, una mezcla de palabras con colores se acerca a la definición de los tonos designados con números como en la carta de colores de la peluquería. Si bien estamos frente a un poema conducente hacia una segunda persona con cierto tinte de lo privado, quizás autobiográfico, en lo cual Cuidamos tu cabello peluquería&libros no debiera inmiscuirse, nos permitimos el libre albedrío en la interpretación de estas estrofas: Nunca te dije que para mí sus números / venían de colores. / Yo los leía al revés: / el doble seis de oro, blanca la o de octubre, / caoba el nueve y el dos azul oscuro”. Traducción para la peluquería: caoba es el número cinco que va al lado de un tono natural, por ejemplo, el 7/5, es rubio-caoba. Una especie de rojo amarronado tal cual se presenta el tronco del árbol de caoba. El “doble seis de oro” es el 6/33, un rubio-oscuro-dorado-doble que intensifica al máximo el oro, como encontrar en medio de un soleado médano egipcio un trozo de oro. Como intentar también desanudar los interrogantes de la muerte.

Reseña Nº 12 Sobre el libro Luz Azul de Beatriz Vignoli

La luz azul funciona como un corte degradé de capa por capa, que se inicia en la explosión de la bomba atómica del epígrafe con un rojo intenso que tornará a verde y finalmente azul. Esos efectos de bombardeos atómicos y sus consecuencias inquietantes, sensoriales, podrán leerse en varios poemas: la melancolía de la pérdida, imágenes dolientes y los elementos naturales del mundo. Como si las capas del corte degradé quedaran muriéndose en el piso. Por eso la mirada implacable ante el horror pareciera aumentar los colores hasta aplacarlos.

Ese juego de colores continúa en Alba Cobalto, un poema crudo como la carne quemada que asoma en las estrofas de una catástrofe, al amanecer final sobre una batalla de la Primera Guerra Mundial: Si fuese al fin azul feroz cobalto el alba, / si una alegría mineral fosforeciera… / de cascos putrefactos y ectoplasmas… / El corresponsal encontró un muerto por metro. / Y sin embargo el alma, la decimonónica todavía / entre tanta carne trozada incomestible / valsea su vaivén.

Con menos dureza el poema La verdad, se muestra con la implacable sinceridad de un mapa de investigación, de las voces preguntando, las miradas. Debajo del título y entre paréntesis, este poema anuncia Leipzig 1901, en referencia a Paul Schreber, quien gracias a su libro “Memorias de un neurópata” logra salir del manicomio en donde estaba internado. Como si el libro hubiera sido su defensa a la libertad, pero que a su vez, dejó un testimonio anticipatorio para las siguientes generaciones: Cuando todo lo que queda por leer es un mapa / voces que preguntan por la razón de un nombre… / la verdad es una playa distante, la verdad es el hueso sin carne, / es el cuerpo ya sin tiempo y arrojado, / son las cuerdas sin música ni sentido, / la verdad es el cielo quemado.

En Oda al alfarero Winkler, en Carne extraña, llega la esperanza del barro cocido renovándose a diario ante las certeras estrofas: No hay un cuerpo posible / sin un hueco en el centro. La alfarería que luego de ser amasada para dar forma a la vida misma, muere en el piso luego de su uso, pero la reposición constante de la obra del alfarero no cesa: Cántaros donde cabe / la luna llena trae al mundo crudos / Winkler el alfarero…/ Brocados de la roca, / grecas que el tiempo mirará por años / les marca en un instante. Y la esperanza sigue a la renovación: Sólidas ánforas que albergarán lo vivo / el alfarero Winkler multiplica. Mientras / las estrellas claras de sus ojos brillen / habrá, entre nosotros, / la alfarería, el oficio de alfarero.

En una conversación sobre el libro, Beatriz contó que dos poemas, Gualeguay y Rincón, surgen de paseos, de recorridos por territorios en donde habitaron otros poetas. Entre encuentros y festivales de poesía y recorridos de gira por el interior, surge la inspiración ante las charlas con colegas. Productos de experiencias vividas en la patria chica de Juanele Ortiz, Gualeguay, provincia de Entre Ríos. O desde la clara alusión a la ciudad de San José del Rincón, y frente a la casa donde vivió Beatriz Vallejos, surge el poema Rincón. Bella Vista nace de una caminata por el barrio de ese nombre en la ciudad de Rosario. Y de un paseo por el barrio de La Sexta el de Winkler, quien, de paso, es casi vecino de Cuidamos tu cabello peluquería&libros, situada en el contiguo barrio del Abasto también surgen una entrevista, una charla amena y las posibilidades de concretar tanto una oda como una crónica.

Aquí un link de Spotify, para escuchar las voces que leyeron el poema y opinaron sobre Beatriz:

 https://open.spotify.com/episode/3axOdQk3kOJu6GYlk7l3Y4?si=J1GCb0PaTIOmW47W43Iseg&nd=1

 

Beatriz Vignoli y la peluquería se han nutrido de una reciprocidad que comenzó en el 2010, cuando el peluquero buscaba corregir su primera novela. El intercambio de lectura en la clínica de obra, más la peluquería y sus servicios para colorear los cabellos de Beatriz, sirvieron para estimular una amistad creciente. Siete años después, luego de haber pasado por largas reuniones literarias y de haber armado también un grupo de trabajo con otros escritores, teorizaron un largo ensayo, con trabajo de campo incluido, sobre el sueño y su larga ramificación de significados entre lo sobrenatural y lo real. Del trabajo que culminó (no del todo) a fines de 2018, no se ha obtenido una sola palabra escrita, simplemente se soñaron las teorías.

El cabello ondulado de Beatriz es tan dócil que permite cualquier tipo de color. Las propuestas desde Cuidamos tu cabello peluquería&libros, han sido aceptadas sin cuestionamientos. Por lo tanto, las pruebas pasaron desde el 4/51, un castaño natural con ribetes caobas y cenizas que la oscurecieron más de la cuenta hasta el nunca pacifico 8/43, que lleva aplicándose estos últimos cinco años. Es que el ocho es un rubio claro, el cuatro que continúa es cobrizo. Por último, el barra tres, el dorado de los médanos egipcios cuyos efectos del sol pueden hasta encandilar. Una fórmula explosiva de un naranja intenso que suele ser calmado con un 7/35, rubio mediano-dorado-caoba, que por alguna causa de las pigmentaciones a veces inexplicables de mezclas, suele “amarronar” los naranjas excedidos.

Beatriz lleva la cuenta de los veintiún días estimativos en que deberá volver a teñirse. Cuando visita Cuidamos tu cabello peluquería&libros, también revisa las novedades. Escritores de buena parte del país pasan por la peluquería a dejar sus libros, otros los envían desde sus lugares de origen. La revisión de Beatriz consiste en una breve charla con el peluquero para cotejar las novedades sobre los libros que podría llevarse para reseñar en el diario Página 12, en donde trabaja como periodista cultural.

La actualidad los encuentra como un tridente Beatriz-dueño-peluquería, acentuando en desayunos domingueros, cientos de teorías para dilucidar. El grado máximo de amistad se consolidó cuando en Luz Azul, dio cuentas claras del fenómeno de Cuidamos tu cabello peluquería&libros. Fue un día cualquiera de esos en que en la espera de la tintura y la paciencia visual frente al espejo o a un florero, la capacidad de observación hizo de las suyas:

 

Hay cinco flores blancas en medio de todas las palabras,

blancas casi verde silencioso.

Copiado al espejo triangular son diez diamantes

y eso significa.

 

Alrededor sostienen la tarde como pueden,

van soportando el tiempo

con palabras sencillas por donde respira

el aire de los cuerpos.

 

Tratan de olvidarse de la muerte, del sol que resplandece

allá afuera después de la tormenta.

Pero hay un silencio que rompe con todas las cosas.

Cinco flores blancas casi verdes lo recuerdan.

 

 

Escribió para Cuidamos tu cabello peluquería&libros, el coiffeur Pablo Bigliardi

 

 

Beatriz Vignoli

Luz Azul, poesía, 47 páginas

Bajo la luna, 2017, Buenos Aires

 

 

Las próximas novedades de Beatriz cuyo 2021 promete y mucho para su obra en poesía:

 

Latido de lo unánime, saldrá en La Plata, por editorial Vuelo de Quimera

 

Tálamo, se publicará en Buenos Aires, por la editorial Nebliplateada. Con ilustración de tapa por Camila Guerra.

Podés encontrarla en Facebook:  https://www.facebook.com/search/top?q=beatriz%20vignoli