Blog

Algunos de mis escritos

Nota en Página 12 sobre REM

Sueños de una noche de verano El escritor acaba de publicar a través de la editorial cooperativa Ultimo Recurso su primer libro de cuentos inspirados a partir de sus propias experiencias oníricas. Esa es la cantera de donde salen relatos como si fuera un diario de sueños. Por Beatriz Vignoli Bigliardi nació es bonaerense, pero se considera rionegrino, y reside en Rosario desde 1991. Imagen: Sebastián Joel Vargas Había una vez, en París, un poeta surrealista que al irse a dormir dejaba en la puerta de su dormitorio uno de esos carteles de "no molestar" donde había escrito además: "El poeta está trabajando". La casi centenaria anécdota viene a cuento para empezar a contar de qué se trata REM, el primer libro rosarino del año y el primer libro de cuentos del novelista Pablo Bigliardi. REM son las siglas en inglés de "movimientos oculares rápidos", que según los primeros estudios científicos al respecto es la fase del dormir en la que se producen los sueños. Ya en su segunda novela, El santo de Saco Viejo, los sueños jugaban un papel oracular en un enigma policial ambientado en la costa atlántica patagónica y en la zona de ese nombre. Lo que aún no sabían los lectores era que no se trataba de sueños ficticios, sino que con mínimas modificaciones el autor le prestaba su propio material al investigador novelesco. La cantera en bruto de donde salen la primera mitad de los cuentos compilados en REM es un diario de sueños que Bigliardi lleva a pesar de otras rutinas cotidianas. Un mundo onírico con carnadura propia y que no puede reducirse a un mero texto para e irse a dormir en paz. Tanto El santo de Saco Viejo (2015) como REM (2018) y la segunda edición de su primera novela, Determinación (2013), fueron publicados por la editorial cooperativa Ultimo Recurso, donde el autor se desempeña como distribuidor de su propia obra, lector y corrector. Trabaja como ayudante de cátedra de Nadia Isasa en la Universidad Abierta para Adultos Mayores (UAPAM), un programa de extensión de la UNR. Y se gana la vida con una peluquería que alimenta sus pesadillas y a su familia. Su obra literaria es una antena en actividad. Si El santo de Saco Viejo puso en la literatura la marginación de los pueblos originarios patagónicos antes que la agenda mediática, y Determinación abordó la locura militar post dictadura en plena era Kirchner, REM se enmarca (sin saberlo conscientemente su autor) dentro de la tendencia global actual del dreamwork, la creciente disposición a nutrir obras artísticas y literarias en el fértil humus del sueño. En la primera parte del libro, los sueños le abren la puerta al autor para salir del realismo e incursionar en el género fantástico, la comedia disparatada o absurda, el cuento de terror y los híbridos entre todos ellos. A diferencia de las fantasías nacidas de la vigilia, estos relatos traídos por la noche suspenden la extrañeza y presentan como naturales (con esa extraña naturalidad de lo que sucede en un sueño) los más increíbles encuentros con monstruos, fantasmas o vampiros que tienen la precisión y la atroz belleza que sólo el inconsciente librado a sus procesos es capaz de producir. El arte de Bigliardi consiste primero en pescar de su memoria matinal esas criaturas marinas encontradas y luego en trabajarlas, desarrollando esas situaciones que a veces el despertador interrumpió. Así, una puerta que se sale de sus goznes y sale literalmente en busca de sus raíces hasta llegar al truncado "árbol que la parió" tiene allí un kafkiano y sugerente diálogo con sus antiguas hermanas, las ramas que ya no la reconocen y le sugieren esperar el rayo que la fulmine: "Es cuestión de tiempo, aunque nosotras no lo tengamos en cuenta, puerta. Nuestro tiempo se limita a crecer, vivimos esperando la primavera para seguir sacando ramas y unidas volver a formar el tronco central. La raíz por suerte no fue damnificada, los depredadores no se dan cuenta de que nuestra raíz es más importante que el tronco. Nuestra esperanza es posible y nuestro tiempo se reduce a eso, a una espera", escribió.

https://www.pagina12.com.ar/88087-suenos-de-una-noche-de-verano