Blog

Algunos de mis escritos

LA FUERZA DEL COLORADO ALTURA SEIS

Cuando Pablo Colacrai vino a visitarnos a Cuidamos tu cabello peluquería&libros, desmechamos el flequillo, retiramos los sobrantes de la nuca y retocamos los laterales. De paso trajo su último libro “Nadie es tan fuerte”, que para orgullo rosarino fue finalista del prestigioso Premio Hispanoamericano de Cuentos Gabriel García Márquez. Un libro al que no le sobra una sola letra ante historias breves que a través de un lenguaje sencillo, se llenan de contrapuntos domésticos que podrán revelarse en bares o en el simple recorrido de la ciudad de Rosario.

             Se puede decir que en algún momento Pablo fue colorado. Esto es pura intuición. Se nota en su barba y cabello, un pasado del color ladrillo que anduvo luciendo entre los primeros años de su vida. Los años siguientes lo fueron decolorando poco a poco hasta quedar en un rubio oscuro, un 6/0 en la escala de tonalidades que cualquier carta de colores ofrece en la peluquería. Sucede asiduamente con muchos colorados de nacimiento que van perdiendo ese tono para apaciguarse en su fase natural, en este caso denominada altura seis.

Lo que no se apaciguó fue la creatividad de Pablo. La breve historia mínima del colorado o cobrizo viene al caso de su libro “Nadie es tan fuerte”, una sensación de que algo pasó en el medio, que no se dijo, que no se sabe pero que naturalmente llegó al 6/0 y continuaremos viéndolo con ese tono hasta que en algún momento nos cuente otra historia u otro cuento lleno de palabras puestas en su justo lugar.

Si por ejemplo le hiciéramos un corte desmechado en donde la irregularidad minaría toda su cabeza, no podríamos coincidir con la justeza de palabras que cada cuento ofrece porque hay piezas acomodadas que se deslizan como adentro del tablero de ajedrez. En la escritura de Pablo, es imperceptible y la incomodidad del contrincante frente al tablero, es la del lector que irá descubriendo poco a poco la jugada. Claro que nadie es tan fuerte como para cerrar una idea compleja, que a la vez perfeccionada produzca belleza de palabras. Porque algo sucedió, un desliz breve, el traspaso de una idea o una pieza del ajedrez puesta adrede en el lugar justo para incomodar: el gran logro del autor, que lo imperceptible sea advertido por el lector.

La mayoría de los cuentos suceden en la ciudad de Rosario. Por ejemplo en el cuento “La reina de España”, el narrador ha ingresado en la mente de dos personajes para encontrarse en el Parque de España, que se encuentra a orillas del Río Paraná. El narrador crea un varón inseguro que se va llenando de supuestos y contradicciones hasta que llega la mujer con la que tuvo una relación cercana cuyo cambio nota el varón: una nitidez que nunca había visto. Él se repite en un continuo palabrerío que parecen soliloquios tirados al vacío. Ella los escucha desde siempre. Se los había contado todos, incluso podemos adivinar su cara de desinterés. La novedad que ella cuenta cuando encuentra el momento propicio es tan fuerte como el nombre del libro.

Luego vendrá lo implícito, el enorme trabajo de lo no mencionado que se advertirá en la deducción del lector. Los personajes en movimiento entre bares o casas desde donde buscan dar un sentido a sus vidas intentando relacionarse a través de breves momentos que podrían ser determinantes. Serán los protagonistas de la vida misma: padres, madres, hijos, amigos. Aquellos que no esperarán permanecer quizás en ese 6/0 y a lo mejor el paso de los años y las canas terminen de reemplazar aquello que alguna vez fue colorado para que Pablo nos lleve a otro tono. El reflejo de una cana quizás pueda ser un cambio y leerlo a Pablo, otorga en cierto sentido esa búsqueda.

En el cuento “El mejor regalo del mundo”, el narrador se acerca mucho más a su personaje cuyo nombre es Pereira, para ponerlo en la peripecia de la compra del regalo de cumpleaños que deberá llevarle a su hija. Aparentemente olvidó la fecha y piensa en los reproches de la madre, su ex mujer. Un clásico error del hombre cuando debe comprar regalos. Otra vez Colacrai, coloca en la circunstancia al vendedor, a la mujer y a Pereira, pensando por los tres. El estilo indirecto libre llega casi al fluir de la conciencia, ¿cómo pensaría ella? ¿Cómo pensaría él? Y qué responderá el vendedor para lograr su negocio del día. Incluso la traslada a ella a pensar en tiempo presente ante los reclamos que él deberá soportar mientras el lector imagina a través del narrador toda la escena. El narrador al cabo se fuga por unos instantes para que el resto de la escena sea sólo de ellos. Un trabajo de piezas acomodadas que rayan la perfección de un ajedrecista ruso.

Pablo publicó su primer libro de cuentos “La noche en plena tarde”, en el año 2012, por Río Ancho ediciones, un colectivo editorial del cual él mismo formaba parte. Nació en Noetinger, provincia de Córdoba, en 1977, pero siempre fue rosarino. Dirige el taller literario Alma Maritano y es Licenciado en Comunicación Social. Esperamos deseosos su próximo libro. Sabemos que está trabajando sesudamente en eso. A lo mejor se presente en Cuidamos tu cabello peluquería&libros para intentar unos reflejos cobrizos, para disimular el seis y por qué no las canas que algún día aparecerán como sus personajes, para un momento de brillo tan breve como determinante.

Reseña Nº 2 

Escribió para Cuidamos tu cabello peluquería&libros, el coiffeur Pablo Bigliardi.            
 

Nadie es tan fuerte, Pablo Colacrai

Cuentos, 131 páginas

Editorial Modesto Rimba, Buenos Aires, 2017

 

La noche en plena tarde

Cuentos, 161 páginas

Río Ancho Ediciones, 2012

 

Podés seguirlo por Facebook: https://www.facebook.com/profile.php?id=100015236568929